miércoles, 28 de octubre de 2015

Vampiro

Cuando he tanteado a mi hijo mayor para ir haciéndome una idea del disfraz de carnaval (sí, me gusta ir pensando con mucha antelación), la respuesta hasta ahora siempre es «Drácula». Y he tenido fases muy vampirófílas, pero no me inspira nada de nada el tema ahora mismo...

Mientras llega y no llega (e intento que cambie de opinión, *risa maléfica*), le he decorado una camiseta negra lisa que teníamos.


Sigo intentando coser aplicaciones a máquina, pero me queda mucho por practicar para poder hacer orejas simétricas y curvas uniformes.

A él la falta de simetría le ha dado igual.


Coincidiréis conmigo en que los pespuntes no se ven bien a pesar de ser triples. También es verdad que las fotos hechas en interior con el móvil y por la mañana, con los ojos aún llenos de lagañas, no ayudan.

Ojos y dientes dibujados a mano en punto jersey (camiseta)
Pupilas de terciopelo termoadhesivo
---
Edito para enseñaros la versión mejorada gracias a los consejos de Kiwa Kawaii (que además me dio el cordón rojo). Gracias, solete. :)

6 comentarios:

  1. Sencilla pero resultona, chulísima!!!

    ResponderEliminar
  2. Es chulisima!!! Conviertes lo sencillo en espectacular

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Gracias, chicas!! La verdad es que me ha hecho ilusión que a mi hijo mayor le guste y se lo ponga. Últimamente tenemos muchos desencuentros costuriles. Se me hace mayorrrrrr.

    ResponderEliminar

¡Soy toda oídos!