lunes, 27 de febrero de 2017

Nos gustan los camaleones

He hecho bastantes aplicaciones de camaleones... Esta del libro Lila y el dragón verde limón, esta inspirada en las ilustraciones de Amy Schimler-Safford para regalar, y esta otra gracias a un error y que usamos muuuucho.

Pues parece que al amiguito que recibió la segunda le gustó y, ahora que se la ve a su hermano pequeño, quería una. Su mami me preguntó y, claro que sí, le hice otra.



Esta vez he hecho el camaleón grande, grande... con la lengua pintada. Pensé que se vería mejor que el hilo y creo que he acertado.

Me hice una plantilla de «freezer paper» con la Portrait y me puse a poner capas y capas de pintura textil. Por lo menos doce hasta que quedó cubierta la tela. Nota: No usar pinturas para telas claras en telas oscuras.



Las demás piezas son de tela de camiseta (las mismas que la primera vez) salvo por la pupila, que es de terciopelo termoadhesivo.



¿Os habéis fijado en por qué mira el camaleón hacia abajo con tanta atención? He puesto una mosca para tapar la marca de la tienda, que la camiseta es comprada...



Este «portento» del diseño os lo dejo aquí en formato .studio3. El cuerpo es vinilo textil negro, las alas son un vinilo grueso transparente que tiene purpurina (demasiado grueso para mi gusto, pero queda mono) y los ojos son vinilo blanco con pupilas pintadas con rotulador permanente.

Y esta vez me he lanzado a coser la aplicación a máquina y ha sido un triunfo. Me encanta que la aguja se quede abajo sola y que se pueda levantar el prensatelas con el pedal. ¡Así da igual tener que levantar el prensatelas y girar mil veces!



Me voy con mi rey de las espirales a menuda inspiración y a made4boys.

jueves, 23 de febrero de 2017

Yo también, ea

Entre todas lo habéis conseguido. ¡Ya tengo mi Relaxed yo también! Cuantos más veía, más ganas me entraban de tener uno...

Hacerte ropa que te gusta es una satisfacción, pero si lo haces acompañada ya es la leche. ¿Verdad que me entendéis? Y yo hoy estoy que me salgo de pasearme por RUMS acompañada de dos auténticas joyas costureras.



Esta es mi versión del archiconocido Relaxed, de la Ottobre 5/2016, en talla 36 y con largo túnica. Simplemente cortando por debajo de los bolsillos. Y también he alargado las mangas para que tengan largo normal.

¡Es primita hermana de la de Anna de Cal Joan! Debemos de compartir algún tipo de conexión psíquica, porque nos han salido así de parecidos sin planear ni nada, jijiji. Y mi túnica no existiría si no fuera por uVe, que es la que me espolea con su tremenda energía. No sé qué haría sin mis locas.

En fin, me gustaría decir que ha sido una costura pimpán, pero soy especialista en enredarme en chuminadas. Que si casar las rayas (con más o menos éxito)...


Que si pespuntear todas las costuras porque mi remalladora estaba petarda y no quería arriesgarme a que se me deshiciera la prenda...


Que si te viene un flash de poner una falsa botonera en un hombro que al final dejas sin botones...


Que si ponte a hacer un broche con un resto de cremallera para darle color...


En lo que estoy muuuuy contenta de haber invertido tiempo es en coser los márgenes de costura a las vistas/forros de bolsillo. El acabado es fantástico y es una técnica chorra que facilita mucho la costura y hace que las cosas queden como tienen que quedar.


En el bajo y el escote he usado sudadera de verano finita para hacer vistas, con los márgenes de costura cosidos a las vistas...


Y es maravilloso que, hagas lo que hagas, la vista nunca asoma por el bajo. El contraste habría tenido su punto, pero así queda mucho más limpio.


Estoy contentísima con mi túnica. Preveo mucho, mucho uso esta primavera, porque me siento muy cómoda con ella y la tela es bastante fresca al tacto.

No dejéis de echarle un ojo al Relaxed de uVe (de ojos va bien servido, jijiji, pero se ha currado un tutorial estupendo de los bolsillos) y al de Anna Cal Joan. ¡Son preciosos! Y al Blog de Fans de Ottobre que me voy yo también a enlazar mi versión.

lunes, 20 de febrero de 2017

Rodilleras y más rodilleras

Puestos a hacer una entrada petarda sobre rodilleras, al menos intentaré que sea completa y útil.

En primer lugar, os dejo plantillas para cortar rodilleras de cuatro tipos distintos en dos tamaños de ancho, porque seguro que no soy la única a la que las rodilleras que venden en las mercerías le parecen enormes.
rodilleras 8 cm | rodilleras 9 cm

Podéis calcarlas a mano en la entretela de doble cara o meter el PDF en Silhouette Studio y dejar que la máquina os las dibuje (con un lápiz, sin cortar; el recorte por la línea se hace tras planchar la entretela en la tela).

Del proceso habrá mil tutoriales, no estoy inventando la rueda. Pero ¿verdad que he dicho que quería hacer una entrada que sirva para algo? Al lío.

1. Calca/dibuja las rodilleras en la entretela.


2. Recorta la entretela dejando cierto margen, plancha la entretela en el revés de la tela con la que vas a hacer la rodillera y recorta por la línea.



4. Plancha la rodillera sobre la rodilla del pantalón.

5. Pon el pantalón del revés, mételo debajo del prensatelas y ve recogiendo la pernera (como si fueran medias) hasta dar con el borde de la rodillera. ¡A coser!

Foto de otro pantalón, con rodillera elíptica

Si quieres, también puedes descoser un lateral según la idea que vi en este tutorial que compartió Naii hace poco (¡gracias!). Cuando termines con la rodillera, tendrás que volver a coser el lateral, claro.



6. Vuelve el pantalón del derecho y admira tu obra.

Si lo repites (más o menos) 11 veces, acabas con esto.


Primero probé con una puntada de sobrehilado. Muy bien para un pantalón de chándal que ya tenía unos pespuntes parecidos (arriba a la izquierda) pero, en los vaqueros, el poco margen de maniobra que tenía hizo que me quedara muy denso (abajo). Demasiado hilo para un remiendo, no repetí.


Luego me pasé a la puntada de nido de abeja. Supongo que el resultado es bueno, no sé. Elegí un hilo tan parecido a la tela que no se aprecia, pero ir cosiendo en curva con esta puntada me generaba mucha tensión en la mandíbula. Qué cosas.


En los siguientes usé zigzag de toda la vida, no muy denso, no muy ancho. A veces con más acierto que otras en cuanto a elección del hilo y flujo de costura, pero sin duda es mi opción favorita. Cuando tienes que coser en una pernera estrecha, ayuda mucho que la puntada no tenga movimiento de vaivén.


Y también hay un pantalón en el que cosí el parche con puntada recta. Ya la rodillera en forma de estrella adorna bastante y la tela de la rodillera (sudadera) no deshilacha.


Hubo unos que arreglé según el tutorial que comento arriba. Me gusta para agujeros pequeños.



Y, por último, unos que se ganaron unas rodilleras nuevas por completo. Estaban como os enseñé aquí y han quedado como se ve en el primer collage: como cuando estaban recién cosidos (aquí), aunque el remiendo anterior con hueso se ha quedado debajo (descoser eso era morir de -más- asco). Rodillera con fósil dentro por descubrir.

Las rodilleras normales están aguantando bastante bien. En algunas he tenido que recortar hilillos tras lavar porque no cosí tan al borde, pero ha sido un pispás. Estos terminan la época de pantalones largos con nosotros, espero.

¿Vosotras remendáis, o tiráis y hacéis algo nuevo? A mí los remiendos me dan mucha pereza, pero estoy en un momento vital en el que disfruto casi más reduciendo residuos que creando. Mi blog no está contento con esta decisión, claro. :D

lunes, 13 de febrero de 2017

Guardapijamas

He leído que no soy la única a la que le cuesta bloguear... Quizás sí soy un poco más rara en que también me cuestan las redes sociales. Últimamente ronda una nube negra sobre mi casa y no estoy de muy buen humor ni he tenido tiempo ni máquina para coser, para más inri. Shuuuuuuuuuu, fuera nubeeeeeeeeee.

Bueno, pues feliz año y todo eso, aunque ya estemos en febrero, jajaja.

Hoy os voy a enseñar un regalito que hice el mes pasado. Qué monstruo más feo, diréis. Un poco, sí. Pero al menos está contento y es útil...


Es un guardapijamas que me rondaba por la cabeza hace tiempo y me pareció un buen regalo de cumple para un chiquitín guapo.

Mi principal propósito costuril del año es reducir stock. De todo. Así que los proyectos que haga tienen que pasar por no necesitar nada nuevo, ni tela ni cremalleras ni nada. Resultado: acabas usando una cremallera separable para algo que no le va y pasándolas canutas sin necesidad.

Para que no se abra, he fundido el cierre
por detrás con la punta de la plancha.

Me ha gustado bordar con zigzag estrecho y tupido por primera vez. Tiene sus defectos, pero está más digno de lo que me esperaba.


¿Y de relleno? Pues los trocitos que me sobraron de las orejas de oveja que hice para la función de Navidad del cole.



No creo que al niño le haya hecho ilusión ninguna, pero espero que a la mami sí y que le sirva para tener la habitación ordenadita.


El cuerpo y los pelos son de polar, los labios y los pies de fieltro, los dientes son goma EVA y el interior de la boca es tela de camiseta. Ha habido momentos en los que pensé que la máquina no cosería eso ni de broma y en un lateral de la cremallera me cargué una aguja, pero al final salió bien.

¡A ver cuándo me pongo con los de mis niños! Mientras tanto, dejo este en Menuda inspiración y en made4boys.

sábado, 24 de diciembre de 2016

Felicitaciones de Navidad

Seguro que más de uno piensa que con una Silhouette, las tarjetas de Navidad se hacen en un periquete. Y no os falta razón... a menos que entres en Pinterest y te enamores de las tarjetas con botones. Los llevaban pegados, pero me pareció que así perdían la gracia. Veinticinco botones, ahí es nada.



Para más inri, no encontré botones de los colores que quería, así que compré unos de madera sin tratar de esos para manualidades y los pinté yo. Ahora sé de gente inteligente que usa guantes para estas cosas; yo estuve 2 días con los dedos de la mano izquierda hechos una pena. :D

Lo malo de posponer el momento de hacer las tarjetas porque tienes demasiado trabajo es que le das vueltas y vueltas al coco. La idea sencilla se fue liando y acabé con unas cuantas piezas que hacer y pegar en muchos ratitos. Me chiflan sobre todo las manitas que ponen «handmade».


El resultado me ha gustado mucho, y además he reducido un poco mi stock de materiales (ya sabéis, todas esas cosas con potencial de convertirse en otra). ¡Y bendito stock, porque a última hora me faltaba una y tuve que improvisar! Queda superchulo también con pompones... y es mucho más rápido pegar cosas que coserlas, jejeje.



Os dejo abajo las plantillas de corte por si os sirven para algo. Que son cuadrados y poco más, pero bueno, tampoco me cuesta colgarlo.

En fin, con esto despido el año bloguero... ¡¡FELICES FIESTAS!!

Archivo de corte Silhouette: Navidad Fushu Fana 2016
Tipografía: Archipielago

lunes, 19 de diciembre de 2016

Un ratón mono

Mi hijo pequeño perdió sus paletas de arriba por accidente con apenas 2 años y medio. Con él, el Ratoncito Pérez tuvo que venir de forma improvisada, qué le vamos a hacer.

Mi hijo mayor ha decidido compensar: tiene 6 años ya y todos sus dientes de leche; ninguno se mueve de momento. Aun siendo la madre más tardona del mundo, he tenido oportunidad de prepararle el famoso cojín con bolsillo en forma de ratoncito...


He usado el patrón de The Cute Way, adaptando un poco el tamaño y haciendo el bolsillo más pequeño.

Tejano reciclado para el cuerpo, tela de camiseta para el bolsillo (así el Sr. Pérez podrá gestionar cómodamente lo de sacar diente y meter regalito), pompón para la nariz, ojos móviles, hilo perlé para los bigotes y cola de ratón azul para la cola.

Como lo hice pimpán con una máquina de coser prestada, he reducido la costura al mínimo: ojos, nariz y bigotes pegados con pistola de pegamento.

Y bueno, había que hacerle a Pérez la puerta de entrada, ¿no? Dice el chiqui que cuando la vea, el ratoncito pensará que hay una fiesta.


Tenía este CVCQ guardado desde que vi estos regalitos de Senyoreta Pots a uVe. ¡¡No me digáis que no son ideales!!


La puerta ha quedado pequeña... con 6 palitos como las de Pots habría quedado mejor. Aunque ya sabemos que el Sr. Pérez es un crack y se cuela por cualquier sitio.

Mis hijos hicieron y pintaron puertas también, pero aún nos queda cultivar la paciencia un poco más... y el tema del orden también. Eran muy coloridas y brillantes, les chiflan los colores metalizados a estos dos. ¡Cuando las encuentre actualizo la entrada!

Para terminar, solo decir que la cara de ilusión que puso al ver el cojín y el abrazo que le dio valen millones. Con la ropa no suelo acertar, pero al menos estas chorradas parece que le gustan. ¡Mamá feliz! Y el pequeño ha pedido un ratón también. Cuando se le caigan las paletas de abajo, no nos volverá a pillar desprevenidos, jejeje.

--

Voy a actualizar esta entrada porque, como era de esperar, el hijo 2 tardó cero coma en pedir su ratón. Y vale que le quedan años para mudar los primeros dientes de forma natural y que llegamos irremediablemente tarde para el estreno del ratón como comenté, pero no quise dejarlo pasar...



El hijo 1 soltó un "Sí, claro, qué morro" al verlo. Entiendo que le ha gustado más el de su hermano (como era de esperar también).

Lo bueno es que, además de recibirlos con gusto, los ratones se han incorporado a la rutina de juegos y ya están siendo útiles aunque todavía no hayan sido portadores de dientes.


El bolsillo tiene buen tamaño para llevar un par de abatons, o un star monster, o un par de zomblings... o cualquiera de los innumerables bichos coleccionables que estén por aparecer. XD

lunes, 5 de diciembre de 2016

Sporty Girl II

Tras dejar el primer Sporty Girl para mi hijo pequeño, corté otro con el mismo patrón pero dejando más margen de costura y añadiendo un buen puñado de centímetros de largo. Aquí el resultado.


Patrón Sporty Girl de la Ottobre 4/2016, en lo que debe de corresponder a una talla 110 de ancho y 128 de largo.

Han quedado sueltecitos y muy cómodos...




Muy muy cómodos.

Entrada sobre la camiseta de la Patrulla Canina aquí.

¿Verdad que he dicho que va cómodo?


Tengo pendiente hacer más. Mi hijo mayor es muy de abandonar en el cajón la ropa que le hago, pero este pantalón se lo pone siempre que lo tiene limpio, no tiene rival. Y habéis visto, ¿no? La tela maldita para ropa interior funciona ge-nial para pantalones combinada con sudadera de verano. ¡A ver si gasto un buen trozo en otros!

Enlazo en el blog de fans de Ottobre, en menuda inspiración y en made4boys. Siento estar tan perdida. Me ha costado dos semanas sacar tiempo para montar esta entrada rápida. Las redes sociales ni olerlas. :( ¡Pero volveré!