lunes, 10 de octubre de 2016

Niños pedigüeños

Durante el mes de agosto escribí una entrada en la que relataba una nueva estrategia que probaba con mi hijo mayor. Tenía muchos puntos positivos (fomentar la responsabilidad, premiar los días que se despierta seco, trabajar los números, que aprendiera a valorar un poco el dinero...).

La cuestión es que me hice unos vales de 30 céntimos. Tenía plan de ir dándoselos si dejaba el pañal seco y entero (lo de "seco" no depende de él... lo de "entero", sí). Y para que fuera guardando los vales, le hice un monedero. También me iba a servir, supuestamente, para que gestionara su propio dinero y dejara de pedirme cromos, cartas, Star Monsters o lo que sea cada vez que pasamos por un kiosco.

La realidad es que, después de un mes, había recibido un solo vale. Y no tardó ni una semana en perder el monedero. Fin de la estrategia.

Antes de hacerle el monedero, le hice uno a mi hijo pequeño. Porque si no es por petición expresa, no sirve de mucho coserle cosas a mi hijo mayor. Se le antojó el monedero, eligió la tela y se puso muy contento con él... Y mucho aprecio no le tendría cuando le duró tan poco, ¿no?

Total, que estoy un poco desanimada. Menos mal que con el pequeño no hacen falta estrategias. A él te lo comes a besos cuando se levanta seco y disfruta como un loco. Y si quiere algo y no se lo compras, pues a otra cosa, mariposa.

Y después de todo este rollo, os enseño el monedero que nos queda y los vales.



Usé el tutorial del archiconocido pacotillo, con el truco de Naii para que el forro quede unido a la tela exterior. Tamaño muy reducido, claro.

Los vales los hice con diseños de Freepik antes de tener los monederos. Luego los adapté al tamaño de los monederos y cambié el texto a "Hoy has ahorrado". No he tenido que imprimir ninguno de estos nuevos. Ahí, eso es aprovechar el tiempo, jajajaja.

En fin, decidme que no soy la única a la que le fracasan estrepitosamente muchas estrategias. Pero muchas, muchas, ¿eh? La adolescencia de este niño me da mucho miedo. Pero mucho, mucho, ¿eh?

12 comentarios:

  1. Yo también intenté esa estrategia y con la mayor a los dos días ya se le había olvidado todo, sin embargo la pequeña, va con su monedero a todas partes... Con la mayor parece que nada sirve, a su bola totalmente, así que te entiendo a la perfección... Pero son personitas distintas y habrá que seguir probando cosas diferentes hasta dar con la forma adecuada ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Consuela saber que no soy la única. Sí, ¡habrá que seguir ideando cosas y echándole paciencia! :)

      Eliminar
  2. Marta, en el SC hacemos terapia de hijos mayores si quieres :) Yo hay estrategias que no llego a aplicar ni una sola vez y ya me las ha desmontado Lamayor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. De esas también hay. Cuando pasa, me da rabia haber gastado tiempo en pensarlas para nada, pero agradezco que al menos no he gastado tiempo en la "ejecución". ¿Y lo creativas que nos hacen ser nuestros niños? Hay "coaches" que cobran una pasta por hacer eso y mira, nosotras al menos nos estrujamos el cerebro gratis.

      Eliminar
  3. No sé cuanto tiene tu hijo mayor pero para el pañal creo que poco sirven los incentivos y estratégias porque creo que es algo madurativo que no pueden controlar (bueno, lo del pañal entero puede que sí, jeje).
    Con mi hijo mayor (ya tiene 6 años) tubimos problemas con la caca y al final vimos que lo único que pudimos hacer era esperar. Muchoas ánimos!
    Ah, lo de coserles cosas: a mi a veces me pide cosas expresas, las coso y las usa un día... :-(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene casi 6 y lo del pis no lo controla él, no. Lo que pasa es que hay días que se despierta seco y si le preguntas, te dice que se ha escapado el pis y se arranca el pañal. No entiendo muy bien por qué. Llegué a pensar que le agobia que le hagamos "fiesta" cuando pasa, de ahí el cambio de estrategia a algo que pensé que le motivaría más. Pero no salió bien. Oye, qué rabia que te pidan algo expresamente para luego no usarlo, ¿no? Ay, estos niños...

      Eliminar
  4. Estrategias? Creo q me han funcionado en un 5% de los casos....el resto se reparte en "no hago caso ni a la explicación", "hago todo lo contrario de lo q esperabas" o " te he calado, así q no te hago ni caso" jajaja, pero está muy bien intentarlo! Ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Veo que tienes otro adolescente precoz. :D

      Eliminar
  5. A mi me pasa exactamente igual, las estrategias no me funcionan nada... Ya no le digo nada para quitarle el pañal porque creo que se agobia más. Hay días que se levanta y va a tirar el pañal a la basura para que no veamos que se le ha escapado el pis...
    Ánimo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como decía arriba fentpensantdient, las estrategias para quitar el pañal no sirven de mucho. El niño está preparado o no lo está. Yo imagino que nos quedan años de pañal nocturno todavía y no me importa. ¡Lo que no entiendo es por qué prefiere decir que se ha hecho pis cuando se levanta seco! Ánimo con la aventura del pis a ti también. :D

      Eliminar
  6. Ains a mi también me pasa con la mayor hay que inventarse mil cosas y con la pequeña es todo más fácil. Pero supongo que también será la edad.
    El monedero me encanta!

    ResponderEliminar
  7. jejeje por este post no había pasado, te voy a copiar la estrategia, y ese pacotillo me flipa, no puede ser que no me haya cosido uno. Leñe...
    Pues eso que me pienso copiar todo jejej

    ResponderEliminar

¡Soy toda oídos!