jueves, 24 de noviembre de 2016

Un invento

Esto no está recién hecho ni es de costura, pero a mí me está resultando tremendamente útil y no es difícil de hacer. Quizás inspire a alguien que busca soluciones a la falta de espacio... y bueno, tampoco es mi primer RUMS doméstico. :P

Mi piso es pequeño. No vivimos apretados, pero sí tenemos que aprovechar bien los espacios. ¿Dónde ponéis vosotros la ropa cuando os la quitáis por la noche? Yo antes tenía una silla, pero en mi habitación nueva no cabían sillas, así que me diseñé esta solución a múltiples problemas.



Este galán de noche/joyero/tocador está hecho con un tablero de madera, un espejo, un par de ganchos de baño, un toallero y un aplique de pared. Todos los complementos son de Ikea. La balda la hice yo con un trozo del tablero.

El espejo ya no lo venden. Tenía los enganches plateados, así que los pinté yo de blanco. Es muy pequeñito, de unos 20 x 44 cm, pero más que suficiente para lo que lo uso. Seguro que ahora tienen otros modelos de espejo pequeño que sirvan para esto.



Los ganchos y el toallero son de la serie Lillholmen. Os sonarán, supongo. Siempre que veía estos ganchos pensaba que para qué puñetas le podían servir a nadie... hasta que les encontré el uso yo, jajaja. Almacenamiento de collares y ropa de cambio solucionado (collares algo escasos hasta que encuentre dónde los metí para la obra del suelo). ¡Estoy encantada aunque los toalleros se hayan tumbado con el tiempo un poco con el peso de la ropa!


Las lagartijas las hice para tapar agujeros. Cambié de opinión con respecto a la colocación del toallero y, bueno, al final los parchecitos le dan vidilla y todo. Están recortadas en el plástico adhesivo blanco que venden para forrar muebles de cocina y tal, a mano, sin plotter de corte.

El aplique de pared fue lo más caro de todo, pero resulta fundamental para poder maquillarse, ni que sea una vez al año. Se llama Klaviatur y yo lo único que hice fue ponerle un cable a medida con enchufe y un interruptor (siempre me ha gustado pelar cables, no sé por qué... y lijar madera aunque acabe todo perdido).


¿Qué os parece?

9 comentarios:

  1. Me ha parecido tu invento genial, yo compré ese toallero, pero luego no me encajó en el baño y con tu idea creo que voy a jubilar mi galán de noche (muy aparatoso y que no encaja, lo llevaré a otra habitación). Muchísimas gracias por publicar. Gracias. Carina.

    ResponderEliminar
  2. Que que me parece!!!!???? Me parece genial!!!! Mi idea para la ropa de cambio mejor ni te la enseño...da vergüenza propia y ajena, me encanta lo del toallero!!

    ResponderEliminar
  3. Que buen rinconcito! Eres super manitas!!!
    La ropa, la ropa...., siempre me da la sensación que tengo la casa llena de ropa!

    ResponderEliminar
  4. Muy buena idea, en mi habitación no cabe ni eso... :(

    ResponderEliminar
  5. Qué gran idea!! Megust, me gusta, ... , y lo de pelar cables también 😉

    ResponderEliminar
  6. Fantástico reciclaje Marta!!. Solucionado el problema con mucha imaginación ;-)

    Besos y feliz día

    ResponderEliminar

¡Soy toda oídos!